LA IMPREGNACIÓN MEJORA LA SELECCIÓN
Peter Jessop, Stahl International bv, Waalwijk, Los Países Bajos

 

La impregnación de la superficie de la piel es el primer paso para el acabado de un específico grupo de pieles. Su propósito es el de reducir el vaciado de la flor, mejorar la uniformidad en el acabado, hacer más duraderas las propiedades de la piel y mejorar la selección final de ésta. No obstante, la impregnación tiende a hacer la piel más firme, por lo que es aconsejable tener esto en cuenta cuando se prepare el recurtido para pieles más blandas.

La impregnación puede aplicarse a pieles curtidas, vegetales y al cromo tanto si son plena flor como flor corregida. Para la impregnación de la piel, es necesario aplicar una dispersión de polímeros que penetrará desde la superficie de la flor hasta las capas más bajas. Tras el secado de la piel, la estructura de la fibra entre estas capas quedará rellena.

Resinas de Impregnación

Para garantizar que la superficie de la piel ha sido correctamente humedecida y penetrada, la fórmula de la impregnación debe superar la tensión de la superficie de la piel. El tamaño de las partículas de la resina resulta por lo tanto, de gran importancia. Para cada una de las pieles que vayan a ser procesadas es necesario seleccionar primero el polímero que resulte más adecuado. No sólo el tamaño de la partícula es lo más importante, también el radio de dureza, la estabilidad mecánica, el pH y las propiedades de penetración son factores clave que hay que tener en cuenta. Muchos polímeros, a menudo no consiguen humedecer la piel por completo y en estos casos la adición de tensoactivos y solventes (peretradores), o la mezcla de ambos, es necesaria.

Para que un sistema de impregnación esté bien formulado hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • La resina debe tener las propiedades y tamaño de partícula adecuadas.
  • Es necesario seleccionar un sistema de penetración que ayude a reducir la tensión de la superficie de la piel y permita que el proceso de humedecido se lleve a cabo sin producir efectos secundarios tales como, una pobre adhesión en húmedo y un excesivo humedecido en las posteriores capas del acabado.
  • Debe determinarse el apropiado equilibrio en la proporción de concentración de la resina y el penetrador.
  • La cantidad que se vaya a aplicar se determinará según el tipo de piel seleccionada.

La adición de un penetrador al sistema de impregnación reduce el tiempo que éste necesita para que la resina humedezca la piel. La cantidad más apropiada está alrededor del 10% por volumen total. Por encima de esta cantidad, el tiempo de humedecido a menudo aumenta y por lo tanto, la penetración reduce.

A no ser que lo anterior se determine de manera óptima, es probable que no se alcancen los mejores resultados de impregnación. El siguiente método para determinar la cantidad de penetrador necesaria en una fórmula determinada ha resultado ser inestimable en la práctica:

Resinas de Impregnación - FASE 1

Cuando se hagan pruebas sobre pieles de flor corregida, es necesario preparar dos soluciones. La solución "A" normalmente tiene un contenido de resina alrededor de 14% de sólidos y penetrador 0; la solución "B" contiene la misma cantidad de resina y alrededor de un 20% de penetrador.

Cuando las pruebas se hagan sobre pieles de plena flor, la resina no deberá ser incluida en la solución "A", lo que significa que sólo es necesario utilizar agua.

  Solución A Solución B
Agua 650 650
Penetrador 0 200
40% Sólidos de Resina 350 350

Prepare mezclas de las dos soluciones de acuerdo a las siguientes proporciones:

Solución A 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 0
Solución B 0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Las soluciones resultantes contienen un aumento graduado en el contenido del penetrador de aproximadamente un 2% y se pueden utilizar para calcular adecuadamente el tiempo de penetración a través del siguiente método.

Resinas de Impregnación - FASE 2

Utilice una jeringuilla graduada y ponga 0.2 ml de cada solución sobre la piel que vaya a utilizar, anote el tiempo que se necesita desde que la gota hace contacto con la piel hasta que ésta es absorbida y en su lugar aparece un punto mate. Trace los resultados en una gráfico y desde aquí determine la cantidad de penetrador que sea necesaria. El gráfico también le dará una indicación de lo adecuada o no que resulta la resina de impregnación utilizada para el tipo de piel, y si los tiempos de impregnación resultan satisfactorios para garantizar que es capaz de penetrar la piel suficientemente.

Los rendimientos del Penetrador

Como el penetrador es la clave del sistema de impregnación, es esencial que se tengan conocimientos sobre pieles curtidas al cromo y vegetales. En la siguiente tabla mostramos algunos ejemplos de los resultados obtenidos tras utilizar mezclas de diferentes penetradores con la misma resina:

Penetrador Plena Flor
Vegetal
Plena Flor
Cromo
Flor Corregida
Vegetal
Flor Corregida
Cromo
Penetrador A Normal Bueno Bueno Bueno
Penetrador B Normal Bueno Bueno Bueno
Penetrador C Pobre Bueno Pobre Bueno
Penetrador D Pobre Normal/Bueno Pobre Normal/Bueno
Penetrador E Pobre Bueno Pobre Bueno
Penetrador F Pobre Bueno Pobre Bueno

En esta tabla se muestra que no existe un penetrador universal que resulte adecuado para todos los tipos de piel. Por consiguiente, es muy importante que se seleccione aquel que resulte más adecuado para cada aplicación en particular.

La elección de la resina

Es obvio que la selección de la resina para cada tipo de piel es imprescindible. La elección de la resina influirá en el tacto final de la piel, sus propiedades al esmerilado, grado de rotura de la flor y relleno. Normalmente, al comparar diferentes resinas de impregnación, las diferencias en el tiempo de penetración resultan mínimas e igualmente la elección del penetrador más adecuado no varia. Es práctica común que se realicen mezclas de resinas, a fin de obtener los mejores resultados en la piel asignada.

¿Qué cantidad de resina debe ser utilizada?. Las cantidades deben determinarse en la práctica pero normalmente serán de 3 a 5 gr de material seco por pie cuadrado para pieles de flor corregida y de 1.5 a 3 gr para pieles de plena flor.

Después de la impregnación, es recomendable apilar las pieles por la noche, después secarlas al vacío a una temperatura de 90ºC durante uno o dos minutos antes de sacarles el aire y, finalmente esmerilarlas y acabarlas.

Fuente: Stahl International bv

<<<Regresar a Técnica del Cuero>>>

Copyright © Cueronet.com
Reservados todos los derechos.