DESENGRASE DE LA PIEL

MOTIVACION DEL PROCESO

Todas las pieles sea cual sea el animal del que proceden tienen una cierta cantidad de grasa natural que, si no fuera extraída dificultaría grandemente las operaciones de curtido y posteriores.

Esta grasa natural no es evidentemente la misma en todas las especies animales y aún dentro de la misma especie depende de otros factores como son su origen geográfico, alimentación o sistema de crianza.

La distribución de esta grasa en la piel no es regular ni en el espesor ni en la superficie. La distribución en el espesor de la piel es aproximadamente en tres capas según la siguiente figura:

En la parte carne se encuentra el tejido adiposo subcutáneo que es eliminado normalmente por métodos mecánicos (maquina de descarnar). En la parte intermedia se encuentran las células grasa. Estas células constituyen el mayor problema de desengrase pues en según que animales (cordero u ovejas) y orígenes (Nueva Zelanda) constituyen la mayor parte de sustancia que una vez eliminada conduce a pieles vacías.

En la parte flor la cantidad de grasa natural no es grande y se elimina fácilmente por lavados.

En cuanto a la distribución por la superficie es aproximadamente según la siguiente figura:

Se puede observar que la mayor parte de grasa natural se concentra en las zonas centrales de la piel y de esta zona central mas aun en el cuello y culata.

Por especies se puede decir que los corderos y ovejas de Nueva Zelanda suelen tener entre un 40% y un 50% de grasa. Corderos entrefinos, mestizos, etc. el contenido puede estar entre el 5% y el 10%. En pieles vacunas y cabrias puede estar alrededor del 5%. En pieles porcinas el contenido en grasa puede estar alrededor del 40% pero es fácilmente eliminable por medios mecánicos.

PROBLEMAS DERIVADOS DE GRASA NATURAL

Los problemas que podemos encontrar si no efectuamos un desengrase de las pieles son de varios tipos; unos derivados del recubrimiento graso que tienen las fibras y otros de la propia  grasa natural no eliminada.

Los problemas derivados del recubrimiento graso vienen producidos porque esta grasa natural no es miscible en agua e impide el natural contacto entre el baño acuoso, medio normal de proceso, y la fibra; así pues cuando este contacto es difícil no se puede llevar a cabo una curtición normal dando como resultado pieles crudas por lo tanto duras y de mala apariencia.

Otros problemas derivados de una mal desengrase son las reacciones que se pueden producir entre los productos de curtición y la propia grasa. Si esta curtición es cromo se producen jabones de cromo visibles como manchas unas oscuras que no son eliminadas ni por posteriores lavados y que al efectuar la tintura queda desigualada.

La misma tintura puede ser problemática puesto que algunos colorantes son liposolubles, esto quiere decir que allí donde  haya más grasa se depositara mas colorante dando manchas oscuras. Como problemas derivados de la presencia de la propia grasa natural pueden mencionarse en primer lugar enraciamientos con los correspondientes malos olores, recalentamientos de las pilas de pieles (hasta la autoignición en algunos casos), y manchas.

Otro problema derivado de esta presencia es el temido "repuosse", migración a la superficie de ácidos grasos saturados que una vez migrados cristalizan dando un velo blanquecino. Este "repousse" graso es fácilmente comprobable puesto que al acercar una fuente de calor a la superficie de la piel funde y desaparece. Desaparece momentáneamente ya que al cabo de poco tiempo vuelve a ser otra vez visible. Este grave problema es hoy por hoy el mas temido por los curtidores porque la mayoría de las veces no se detecta en fabrica y aparece después cuando las condiciones de humedad y temperatura le son propicias y este después puede ser en el almacén de pieles acabadas o mas temidamente en las pieles confeccionadas.

SISTEMAS DE DESENGRASE

Los sistemas de desengrase de las pieles son varios y dependen tanto del origen de la propia piel como de su estado.

Las pieles vacunas no suelen ser desengrasados con un proceso particular sino que a lo largo del proceso de ribera la adición de tensoactivos favorece el desengrasado. Si estas pieles tienen que ser acabadas en puro anilina, antes de la tintura puede efectuarse un desengrase especifico. Todo lo dicho anteriormente es valido para pieles cabrias.

Las pieles mas problemáticas al desengrasan son las ovinas y dentro de ellas las de Australia, Nueva Zelanda, Uruguay y en general todas aquellas pieles provenientes de animales estabulados por un engorde industrial rápido. Si estas pieles llegan a la fábrica de curtidos pueden empezarse a tratar con tensoactivos desde las primeras fases del remojo y efectuar un desengrase especifico cuando las pieles están en tripa o mejor aun piqueladas.

Si las pieles llegan piqueladas de origen se desengrasan antes de empezar la curtición.

FACTORES QUE PUEDEN INFLUIR EN OBTENER UN BUEN DESENGRASE

Factor pH: Podemos observar dos influencias del pH que a priori pueden parecernos yuxtapuestas.

  1. Las células grasa sufren con el tiempo una rotura de su membrana a pH muy ácidos (pH 1-1,5) por lo tanto la extrabilidad de la grasa de la piel será mejor.

  2. Si el pH del medio es demasiado ácido presumiblemente no se formara una emulsión con el agua extractora y  por lo tanto la grasa será difícilmente extraíble.

Unidos los dos conceptos podríamos decir que un piquelado de conservación a pH 1 y un reposo de 15 a 20 días unido a un desengrase en presencia de sales neutralizantes (Formiato, Bicarbonato, Acetato) a pH 4 es un procedimiento correcto.

Factor Temperatura: Es evidente que la fluidificación de las grasa en el interior de la piel favorecerán su extracción. Es por lo tanto aconsejable trabajar a temperaturas tanto mas elevadas mejor. Una piel piquelada nos permitirá trabajar hasta 35º pero con una ligera precurtición podríamos elevar esta temperatura hasta 45º.

Factor acción Mecánica: Sobre todo en los desengrases en los que se utiliza algún tipo de disolvente, este factor es importantísimo. Un batanado de las pieles solo con disolvente y una pequeña cantidad de tensoactivo favorece la penetración de este hasta la parte mas interna de la piel. El añadido posterior de agua forma junto con el disolvente y el tensoactivo una muy buena emulsión fácilmente extraíble. El desengrase en baño largo conduce a solo un efecto superficial. Así pues los sistemas de desengrase los podríamos reunir en tres grandes grupos:

  1. Desengrase acuoso por medio de tensoactivos.

  2. Desengrase acuoso por medio de tensoactivos mas disolventes.

  3. Desengrase en seco por medio de disolvente.

1) DESENGRASE ACUOSO POR MEDIO DE TENSOACTIVOS.

Se utiliza principalmente en desengrase ligeros de pieles vacunas o cabrias sobre todo en wet-blue. De todas maneras las tendencias ecológicas marcan un camino hacia este tipo de desengrase para evitar el vertido de disolvente mas o menos nocivos. Los tensoactivos utilizados suelen ser oxietilenados o carboxilados cuya cadena base suele ser nonilfenoles o alcoholes grasos. Hoy por hoy es difícil obtener un buen desengrase de pieles ovinas tipo Nueva Zelanda con solo tensoactivos.

2) DESENGRASE ACUOSO POR MEDIO DE TENSOACTIVOS MAS DISOLVENTES

Es el método mas conocido para efectuar un desengrase enérgico. Suele hacerse utilizando un disolvente tipo keroseno mas una cantidad de tensoactivo (correspondiente mas o menos al 10% del peso del disolvente) o utilizando directamente un producto comercial de características similares. La utilización del petróleo como desengrasante, responde más a una cuestión de precio y comodidad de uso (baja inflamabilidad, facilidad de suministro, etc) que a una razón química., ya que las grasas naturales de la piel al ser en su mayor parte esteres son mas solubles en disolvente mas polares.

Pensamos que la utilización de productos comerciales especialmente preparados para este fin conduce a mejores resultados, ya que estos productos acostumbran a llevar en su formulación disolvente (polares y no polares) y tensoactivos especialmente estudiados y compensados.

3) DESENGRASE EN SECO POR MEDIO DE DISOLVENTES.

Este método esta basado en la disolución de las grasas naturales en medio solvente (normalmente percloroetileno) en maquinas especiales.

Este método es usado sobre todo en el desengrase de pieles curtidas sean de doble face o de ante para confección. De todas maneras cualquier piel debe, a nuestro entender ser previamente desengrasada antes de proceder a la curtición en previsión de todos aquellos problemas anteriormente descriptos.

Este método, produce además un ablandado y vaciado de las pieles debido a que en el momento del secado en la maquina especial son fuertemente abatanadas en seco.

Después de todo lo expuesto se puede llegar a dos conclusiones:

  1. El desengrase de las pieles es una operación imprescindible para llegar a obtener artículos de calidad aceptable.

  2. Los sistemas de desengrase a utilizar sufrirán grandes variaciones en función de las pieles, su origen y su estado.

<<<Regresar a Técnica del Cuero>>>

Copyright © Cueronet.com
Reservados todos los derechos.