Aceites para el engrase de cueros
Equipo de Seta S.A.

 

Los materiales engrasantes tienen semejante importancia que los materiales curtientes en la fabricación de cueros. A excepción de las suelas, cualquier tipo de piel contiene cantidades considerables de grasa, generalmente entre 5 y 20 %. El engrase es la base de la flexibilidad, que por su vez es producida por la separación de las fibras del cuero. La grasa no permite que las fibras se peguen unas a las otras, ya que las mismas pueden sufrir este efecto durante el curtido. También la utilización de aceites influencian directamente en las propiedades físicas de las pieles, como elasticidad, tensión de ruptura, humectación, resistencia al vapor de agua y permeabilidad. Condiciones para que un producto sea un lubricante para cueros (o aceite para engrase).

Los aceites de engrase necesitan de una base grasa, siendo así aptos a ablandar el material fibroso del cuero. Estos compostos base normalmente son cadenas de carbono alifáticas. El largo de la cadena, o sea, el numero de carbonos necesarios para lubricar una piel por ejemplo es completamente diferente de compostos utilizados en fibras textiles, y dependen más de las propiedades que son requeridas en las pieles. Pero no es solamente el tamaño de la cadena que es importante, pero también la proveniencia del material, el estado de saturación, el numero de cada tipo de grupo funcional (hidroxila, sulfónico o fosfato y otros). Aceites de engrase formulados para la lubricación de pieles al cromo son agentes tensoativos, que deben formar emulsión y pueden actuar también como emulsionantes para aceites neutros. En el caso de suelas y cueros vegetales menos pesados, pueden ser empleados aceites del tipo crudo, pero en pequeña cantidad y combinado con aceites tratados. 

Fuente: Equipo técnico Seta S.A.
Para mayores informaciones, contacte www.setaonline.com

<<<Regresar a Técnica del Cuero>>>

Copyright © Cueronet.com
Reservados todos los derechos.