EL CALZADO QUE NUNCA ESTA FUERA DE MODA

Por David - Elliot Salamanovich

A lo largo de la historia de la moda, de la Edad Media a nuestros días, han surgido ciertas prendas de vestir que se han transformado en clásicos indemorables por un extenso periodo de tiempo. Del pasado nos quedan quizás solo los nombres, como el calzado  Luis XV, que curiosamente fue una pieza creada para el hombre y al día de hoy es símbolo de la quintaesencia en el vestir femenino, pero si recorremos la historia del s. XX, encontraremos una serie de objetos imbuidos con un aura especial que los hace entrar en la esfera de lo simbólico, ese magma donde lo racional cede el paso, gentilmente, a un imaginario rabioso dentro del cual lo afectivo y lo irracional comparten una caminata por nuestra percepción.

Desde los años '50 creadores, comerciantes e industriales del área de la vestimenta y los accesorios han visto en la reinterpretación de estas piezas un soporte comercial importante cuya utilización, ya sea desde la copia directa y detallista hasta la reinterpretación creativa e incluso humorística, aseguran la atención de un mercado que toma a estas piezas como un referente indiscutido.

En el área del calzado masculino son varios los ejemplos de calzado que van a poder ser encontrados en la zapatera de un caballero elegante o tiradas en el armario de un joven rebelde, con la sola variación, quizás, del tipo de material o color en el que están realizados, son esos mismos modelos que podemos encontrar a precio bajo en una casa de departamento y en una vitrina privilegiada de una casa súper exclusiva. Son esas piezas en las que los industriales y artesanos compiten por su habilidad y destreza en la realización y de las que un original aunque este gastado y deformado por el uso y el paso de los anos, va a ser un objeto fetiche del cual el dueño no va a desprenderse fácilmente.

De estos maravillosos calzados hemos seleccionado los siguientes:

OXFORD CAFÉ

OXFORD

OXFORD: Tanto en si versión Plain (liso), como en sus opciones semi-brogue y full-brogue es un        clásico indiscutible, y padre de otros modelos como el Legate y el Chetwynd de Church. Nace en Inglaterra el siglo pasado y sus diversas versiones juegan con la creatividad en el Borgue (del Gales brog - zapato), invención que con un fin utilitario (facilitar el secado), se popularizo entre los guardas forestales y guardabosques difundiéndose luego entre los círculos aristocráticos que iban a cazar con ellos.

BLUCHER

BLUCHER: Se diferencia del Oxford por ser más ancho y abierto, fue creado en 1815 a pedido de Gebhard Leberecht von Blucher, para sus tropas. Es un zapato robusto, resistente y muy cómodo y se puede realizar con las mismas variantes de brogue que el OXFORD, solo que siempre lo encontraremos con la vira cosida y costura inglesa.

De la cruza del OXFORD y el BLUCHNER podemos encontrar diversas variantes  como el CROMWELL, el Buford, el WESTON, francés y el WINGTIP BLUCHER, norteamericano, así como todas las versiones bicolores.

MONKSTRAP: Su nombre se debe a que se cierra con hebillas laterales lo que hace evocar las sandalias de un monje, es un modelo muy discutido, sus partidarios lo apoyan diciendo que esta correa ajusta mas firmemente el pie, mientras que sus detractores afirman que un complemento tan frívolo solo sirve para romper los bajos de los pantalones. Tiene como característico general el no tener cortes en la capellada ya que la diferencia y el estilo se lo dan la hebilla que une las cañetas.

MONKSTRAP

BALMORAL: Este es el padre de todas las botinas, desde la CHUKKA BOOT, norteamericana, de caña corta, elegante y formal, hasta los BORSEGUIES, toscos, deportivos, todo terreno, pasando por los TRICKER'S, británicos, ideales para un dia de caza. Fue creada a mediados del siglo XIX por J. Sparkes Hall, zapatero de la Reina Victoria, para unas vacaciones del Príncipe Alberto en Balmoral. Hoy día su línea se adapta a la perfección a modelos como el OXFORD y el BLUCHER.

DOC MARTENS: El doctor Martens, fiel hijo de Hipócrates, trabajo duro en este calzado, que vio la luz en 1945, creado bajo la filosofía de servir para cualquier pie, anatómico y terapéutico, totalmente funcional, muy resistente al uso y las inclemencias del tiempo, recién pudo entrar al mercado en 1959, cuando el Ingles William Griggs compra los derechos de fabricación y se transforma en el emblema de los jóvenes cuando Elton John los usa en la Opera Rock Tommy.

MOCASÍN

MOCASÍN: Tiene origen en el calzado de los indios norteamericanos, ligero, flexible de suela delgada. Él más tradicional es el PENNY LOAFER, o simplemente PENNY, que debe su nombre a la particular ornamentación en la tira de piel sobre la lengüeta, donde los jóvenes llevaban una moneda "por las dudas". Otra de las versiones populares es el llamado NÁUTICO, con suela de goma, creado para poder maniobrar sobre las naves a vela sin riesgo de resbalarse ni estropear la cubierta. Finalmente, el hermano mas joven de este modelo, y no por eso menos popular, el J.P. TOD'S, creado el 1979 por Diego Della Valle, que con su suela de botones de goma y una estrategia de marketing consistente en regalar pares a modelos famosos y futuras estrellas de las pasarelas y el espectáculo, los popularizo y difundió, transformándolos en objeto de deseo y emblema de la comodidad en el tiempo libre, en menos de lo que canta un gallo.

Ir a la Página Principal de Cueronet

Copyright © Cueronet.com
Reservados todos los derechos.