ESCURRIDO


| Piel Cruda | Remojo | Pelambre | CaleroDescarnado | Desencalado | RENDIDO O PURGA | DESENGRASE | Piquelado | Curtido | Escurrido | DIVIDIDO | REBAJADO | NEUTRALIZADO | RECURTIDO | TEÑIDO | ENGRASE | SECADO | ACONDICIONADO | ABLANDADOOTRAS PREVIAS ACABADO | EXPEDICIÓN |


Menú temático Escurrido

  1. Finalidad del escurrido

  2. Máquinas utilizadas

  3. Posibles fallas

  4. Bibliografía

1.- Finalidad del escurrido

Una vez terminada la curtición al cromo es conveniente colocar el cuero sobre caballete para evitar la formación de manchas de cromo y dejarlo en reposo durante 24-48 horas para obtener una coordinación de la sal de cromo. Durante este reposo continúa la coordinación de la sal de cromo con el colágeno y se libera ácido sulfúrico que queda retenido por la piel curtida.
Es importante tratar de evitar que los bordes de la piel se sequen ya que si ello ocurre, cristaliza el sulfato sódico y además se modifica el punto isoeléctrico de la parte seca por una mayor coordinación de las sales neutras dentro del complejo de cromo, lo cual provoca manchas en la posterior recurtición, teñido y engrase.

Después del reposo, el cuero se escurre para facilitar la operación de dividido en azul o de rebajado, para dejarlo al espesor adecuado.

El cuero curtido al cromo, luego del reposo sobre caballete, contiene entre un 70-75% de agua y necesita acondicionarse para poderlo trabajar bien en las operaciones siguientes, por lo tanto es necesario reducir su humedad a un 50-55%. Esto significa la eliminación de la mayor parte del agua entre las fibras del cuero y también las sales del cuero porque si el cuero se secara al sol se evaporaría el agua, pero las sales quedarían y después podrían generar efluorescencias salinas. Cuando se escurre se lleva el agua y la sal.

2.- Máquinas utilizadas

El escurrido del cuero, tanto si es de curtición al cromo como si es de curtición vegetal, es más fácil sí previamente ha sido dividido en tripa. El cuero sin dividir aunque sólo fuera por su espesor necesita una mayor presión para lograr el mismo grado de escurrido. Para reducir el contenido de humedad de la piel en la cantidad indicada es necesario utilizar una máquina hidráulica.

Máquina discontinua de cilindros.- Las máquinas de escurrir constan de las siguientes partes. Dos cilindros grandes recubiertos de mangas de fieltros. El cuero pasa entre los rodillos a los cuales se les aplica una elevada presión, que comprime las fibras del cuero y las obliga a expulsar el agua contenida entre ellas. Los fieltros absorben el agua expulsada del cuero y la envían en dirección contraria. Sin estos fieltros el cuero no se escurre.
Estos fieltros deben ser resistentes a la acción mecánica, tener la suficiente elasticidad para compensar las diferencias en el espesor del cuero y ser de un tejido que no deje marcas sobre la flor.

Existe también un cilindro de cuchillas romas, distribuidas helicoidalmente y en forma de v, que sirve para extender el cuero y que cuando la piel se escurre se reduzca al mínimo la formación de pliegues.

Las máquinas de escurrir tienen una velocidad de transporte de aproximadamente 714 metros por minuto y la presión que se aplica al cuero es de 8-17 kilos fuerza por centímetro lineal, lo que representa una fuerza total de hasta unas 35 toneladas. La cantidad de agua escurrida del cuero dependerá de la presión aplicada y de la velocidad de transporte. Si el cuero pasa más rápido, para obtener el mismo grado de escurrido habrá que aplicar una mayor presión. En general la presión se logra mediante un sistema hidráulico.

Este tipo de máquina trabaja en dos etapas; en la primera se escurre la mitad de la piel y en la segunda la otra mitad, es discontinua. Pero existen máquinas de escurrir continuas, en las cuales la piel entra por un lado y sale por el otro totalmente escurrida.

El escurrido de los cueros curtidos al vegetal para suela que en general es un cuero grueso y firme, se realiza en máquinas especialmente desarrolladas para ello que pueden ser continuas o discontinuas. En este caso la presión hidráulica puede llegar hasta 65 toneladas.

Máquina continua de cilindros.-  Las llamadas máquinas de escurrir continuas pueden estar formadas por dos máquinas de escurrir normales unidas por un transportador.

La piel se introduce de forma manual en la primera máquina y a la salida, mediante el transportador, se lleva a la segunda prensa, para escurrir la otra mitad de la piel.

Las máquinas de escurrir continuas se caracterizan por tener dos cintas de fieltro cilíndricas que se pueden tensar y que en la zona de trabajo disponen de dos o más pares de rodillos a los cuales se les puede aplicar presión para comprimirlos entre sí. La presión entre los rodillos se regula por un mecanismo hidráulico, así como la velocidad de transporte, que puede llegar a alcanzar los 20 metros por minuto.
Las precauciones que hay que tomar es que estos cilindros no deben producir un desplazamiento de la flor sino que deben estar regulados entre sí, dimensionados por los fabricantes de manera que uno no gire más rápido que el otro, o cosas por el estilo que pudieran producir una aflojamiento de la flor.

Centrifugadoras.- Un sistema de escurrir pieles destinadas a la peletería es el centrifugado. Mediante este sistema se dañan menos los pelos que en el escurrido clásico.

En el centrifugado se colocan las pieles en forma uniforme en un canasto de plancha de acero inoxidable perforado. El peso debe estar  bien equilibrado en el canasto. Este, gira a gran velocidad y el agua se expulsa a través de los orificios de manera similar al centrifugado de las máquinas de lavar domésticas.

Este tipo de máquinas centrifugadoras tienen un canasto con un diámetro que oscila entre 600 a 800 mm.

3.- Posibles fallas

  1. Arrugas: Al depositar en el caballete o paleta se debe tener en cuenta el apilar liso y libre de arrugas porque de lo contrario surgen partes presionadas, fuertemente curtidas y difíciles de retirar.

  2. Secado: En depósitos largos, especialmente en lugares con climas tropicales se debe evitar el secado extremo en las orillas exteriores porque estas zonas difícilmente recuperen humedad.

  3. Hongos: Provocan manchas en el cuero difíciles de eliminar y se debe tener cuidado en especial en climas tropicales.

  4. Erupciones de sal: Al trabajar durante el piquelado y en la curtición con grandes cantidades de sal neutra pueden aparecer cristalizaciones de sal. En este caso es conveniente realizar un baño de lavado después de la curtición.

  5. Calentamiento: Las altas pilas en los caballetes deben evitarse si son depósitos largos porque en la mitad del apilamiento se forman zonas calurosas que por el cambio de basicidad puede producir manchas.

4.- BIBLIOGRAFÍA

  • Química técnica de tenería Igualada Adzet Adzet J.M.- 1965

  • Manual del Curtidor Dr.A.Gansser.- 4ta.Edición , ampliada. 1953 Editorial Gustavo Gili S.A. Barcelona-España

  • Tecnología Química del Cuero Gratacos, Boleda, Portavella ,Adzet y Lluch 1962-Barcelona-España

  • Curtir, teñir, acabar.- Bayer 1990

  • Curtición de Cueros y Pieles Manual práctico del curtidor. Gius.Grozza. 1984.Editorial Sintes. S.A. España-Barcelona.

  • Revista "Curtido y Calzado" junio/1999

 

<<<Regresar al Flujograma>>>

  info@cueronet.com
Puede enviarnos cualquier mensaje o sugerencia

Copyright © Cueronet.com
Reservados todos los derechos.