INTRODUCCIÓN A LA TECNOLOGÍA DEL CUERO DE TIBURÓN


Trabajo desarrollado por el Sr. Luis Alberto Prado Pasos- Técnico Curtidor Especialista en pieles exóticas
Costa Rica

INTRODUCCIÓN:

Con la integración vertical de las empacadoras de carne a un igual numero de curtiembres, el numero de pieles de vacuno disponibles para las curtiembres mas pequeñas  ha disminuido en forma drástica, lo que ha traído como consecuencia una marcada disminución de la actividad de estas, en algunos casos dejándolas hasta un 25 % de su capacidad instalada.

Una alternativa para estas curtiembres es dedicarse a la elaboración de pieles no tradicionales como pieles de oveja, pieles de cabra, pieles de cerdo y pieles de peces.

De entre los peces, una de las pieles mas apropiadas, son las de los tiburones ya que en muchos  países se  explotan cerca de miles de toneladas de tiburón al año, que representan muchas toneladas de piel que actualmente pierden al arrojadas a la basura. 

Con la piel de los tiburones se pueden fabricar todo tipos de artículos de marroquinería, zapatería y vestimenta.

En el pasado se intentaron de aplicar formulaciones sin obtener ningún resultado positivo, todas estas formulaciones fracasaron en su aplicación debido a que no eliminan el chagrín que son los dentículos dérmicos que recubren el cuerpo del tiburón y que son de origen sílico-calcareo,lo cual hace que esta armadura llegue hacer en algunos casos tan dura como el acero.

LA PIEL:

De un manera muy simple la composición química de la piel de tiburones es de base seca:

- 32.7% de proteína
- 42.2% de fosfatos
- 24.5% de calcio
- 0.5% de hierro
-  0.1% de magnesio

En cuanto a su estructura fibrosa no se diferencia mucho de la estructura de la piel bovina, se puede dividir en tres capas: la flor, el corium mayor y el corium menor, la característica más sobresaliente de la piel de tiburón es el echo que sus fibras se encuentran formando una trama bidimensional como la de una tela lo cual le proporciona una gran fortaleza. En relación a los aminoácidos que la constituyen y la proporción de ellos no se diferencia de la piel bovina, aunque si se analizan diferentes partes de la piel, la proporción de hidroxiprolina varía y con ella la temperatura de contrición así como las propiedades físicas de la piel.

Un aspecto importante si no el mas relevante es el echo de que la piel de tiburón se encuentra cubierta de una gran cantidad de dentículos dérmicos que se denomina chagrín, estos dentículos se encuentran constituidos principalmente por compuestos de silicio que son muy difíciles de eliminar, al no eliminar estos dentículos y curtir la piel en este estado sus son muy limitados, principalmente como abrasivo para ciertos materiales.

Sin los dentículos se convierte en un cuero de singular belleza y con una resistencia poco común.

EL DESUELLO:

Luego de cortar cuidadosamente en forma de media luna las aletas se procede a realizar el desuello del tiburón, el cual previamente debe haber sido desangrado al cortarle la cola exactamente por enzima de la raíz, un poco mas arriba de la pequeña protuberancia situada al final del dorso del tiburón.

Para iniciar el desuello se inserta el cuchillo en los agujeros que han quedado al quitar las aletas dorsales, cortándose la piel en línea recta desde el morro hasta la cola.

Seguidamente se separa la piel del canal manteniéndola tirante y cortando con el cuchillo bien afilado procurando dejar una capa de aproximadamente 3 cm de espesor entre el cuchillo y la piel para así no dañarla, una vez terminado un lado se procede de la misma manera del otro, un operario hábil puede desollar un tiburón grande de aproximadamente 2 metros de largo en 20 minutos, una vez desollada, la piel se debe lavar con agua de mar o con salmuera al 10% para eliminar la babaza y la sangre remanente.

LA PRESERVACIÓN:

Una vez desollada el tiburón debe preservarse la piel lo mas pronto posible ya que una piel de tiburón no puede permanecer mas de 24 horas sin ningún tipo de protección, es mas, en climas tropicales donde la temperatura ambiente es superior a los 25°C el periodo máximo que puede transcurrir entre la pesca del animal y la preservación de la piel, sino ha sido refrigerada previamente es de 6 horas.

Bajo ninguna circunstancia la piel de tiburón debe entrara en contacto con agua dulce, ya que su alto contenido de bacterias halófilas así como hetero-proteínas que actúan como catalizadores de la descomposición, se activan y es casi imposible detener a tiempo el proceso provocando así daños irreversibles a la piel.

Existen dos métodos recomendados para la preservación de la piel de tiburón:

  1. Si las pieles han sido lavadas previamente con salmuera al 10% se cuelgan a la sombra para que escurran el exceso de salmuera lo cual puede tardar unas 6 horas, en seguida se sala la piel usando sal desnaturalizada la cual se prepara mezclando 98 partes de sal común con 1 parte de carbonato de sodio y 1 parte de naftalina.
    Se emplean 450 gramos de esta mezcla por cada kilogramo de piel fresca. En caso de no contar con una balanza es suficiente con que cada piel por el lado carne quede una capa de 1cm de grosor de sal, desnaturalizada.

  2. Cuando las pieles poseen mucha carne adherida o son de gran tamaño y han estado sin refrigeración por mas de 4 horas es conveniente sumergirlas en un salmuera al 30%, a la cual se le ha agregado 1 o 2 gramos por litro de un preservante o biocida como: pentaclorofenato de sodio, ortofenilfenol, betanaftol, derivados del benzotiazol, sales de amonio cuaternario, óxido de zinc, etc.
    Las pieles permanecen en esta salmuera por 48 horas, luego de lo cual se sacan y se ponen a escurrir a la sombra por unas 6 horas acto seguido se procede a salar la piel formando pilas de 1 metro de alto como máximo, protegidas del sol en un lugar bien ventilado, la cantidad de sal a emplear es de un 50% sobre el peso de la piel fresca. La piel permanece en este estado de 15 a 30 días, luego de los cuales se deshacen las pilas, se le sacude la sal a las pieles y se vuelven a salar con sal nueva y se doblan, se amarran para enviarlas a la tenería.

DEFECTOS DE LA PIEL:

Los defectos encontrados en las pieles de tiburón son las siguientes:

  1. Manchas
    Son causadas por una mala manipulación descuidada, sobre todo cuando la piel permanece mucho tiempo si ser salada o cuando se utiliza muy poca sal.
    Otras causas son el contacto con agua dulce, el sobrecalentamiento de la piel apilada y el salado de la piel que ya ha empezado a descomponerse.
    Para evitar las manchas basta con seguir estas instrucciones:

    1. Salar la piel lo mas pronto posible

    2. Evitar el contacto de la piel fresca o salada con agua dulce

    3. Deshacer las pilas de pieles saladas cada 7 o 10 días dejando que se enfríen luego volverlas a apilar.

    4. Si por alguna razón a pesar de estar bien saladas empiezan a descomponerse es mejor desechar las pieles podridas y resalar las restantes con un mezcla de 98 partes de sal y 2 partes de pentaclorofenato de sodio.

  2. Cortes de desuello
    Son causados por un desollador inexperto o en la mayoría de los casos por descuido. Para evitar esto conviene dejar una capa de carne  de aproximadamente 3 cm de espesor entre la piel y el cuchillo de desuello. Deben incluirse aquí lo agujeros causados por arpón, lo cual se evita usando líneas y anzuelo o redes para la captura de los tiburones.

  3. Cicatrices
    Son defectos naturales causados por peleas o por accidentes durante la vida del tiburón.
    Deben incluirse aquí los raspones causados por el roce del tiburón con objetos puntiagudos o cortantes cuando es izado el barco, salvo este ultimo caso poca pude hacerse para evitar este defecto. No vale la pena cuidar una piel que por su numero de cicatrices y la colocación de estas es prácticamente inservible.

  4. Quemaduras
    Son arrugas profundas, duras y muy cerradas, causadas por haber dejado la piel mucho tiempo en agua sin preservante y sal o por una prolongada
    exposición de la piel al sol.

  5. Pieles delgadas y esponjosas
    Son usualmente producidas durante el desuello al halar la piel del tiburón dejando parte de la misma adherida al canal, la manera mas eficaz de evitar esto es seguir al pie de la letra las instrucciones para el desollado.

Algunos de los defectos no se pueden evitar, pero si se presta el debido cuidado y atención la mayoría de las pieles llegaran a la tenería en buenas condiciones con lo que se obtendrá un mejor precio.

INSPECCIÓN DE LA PIEL:

A continuación se describe el proceso seguido internacionalmente para la inspección, clasificación y valoración de las pieles de tiburón.

  1. Se mide la piel de tiburón de la cabeza a la cola para determinar su tamaño y se aprecia su simetría.

  2. Con un cepillo de cerdas de acero se cepilla fuertemente el chagrín dela piel, si se desprende el chagrín dejando ver partes claras en la pieles es señal de que se ha producido descomposición.

  3. Se debe comprobar el numero y colocación de cicatrices, quemaduras y agujeros en la piel.

  4. Manteniendo la piel a contra luz con el revez de la misma hacia el examinador se determina si hay cortes de desuello, que son puntos o líneas traslucidas que penetran mas de la mitad del espesor de la piel.

CLASIFICADO:

Las pieles de tiburón se clasifican según el numero y clase de defectos así como el área aprovechable de acuerdo al tamaño y simetría de las mismas.

PRIMERA O GRADO A: Son pieles con un 100 a 95% de área aprovechable con no mas de 3 cicatrices en las zonas de la cabeza y la cola, no debe presentar signos de descomposición y su simetría debe ser casi perfecta.

SEGUNDA O GRADO B: Para esta clasificación se considera grado B aquellas pieles que tienen entre un 95% a 75% de área aprovechable, con no mas de dos cortes de cuchillo en las zonas de la cabeza y la cola, con un máximo de 2 cicatrices en la zona del lomo, ninguno de los defectos puede sobrepasar los 2 cm de longitud, buena simetría y no deben presentar signos de descomposición.

TERCERA O GRADO C: Son pieles con no mas de 3 cortes pequeños de cuchillo en las zonas de la cabeza y la cola,1 corte de cuchillo en la parte del vientre y no mas de 4 cicatrices localizadas en el lomo, cabeza y cola, de tal manera que la superficie aprovechable sea de 75% a 50% del área total de la piel, cualquier otra piel se considera inservible o de poco interés.

REMOJO:

El papel principal del remojo es eliminar suciedad, las sustancias proteínicas solubles y agentes de conservación esto en el caso de las pieles frescas, con las pieles saladas o saladas secas además de lo anterior se persigue devolver a la piel su estado de hinchamiento natural.

Para las pieles de tiburón el método mas conveniente de realizar el remojo es el uso de un foso o pileta, ya que si se realiza en bombo o molineta el movimiento rotatorio de la piel dentro de la disolución provoca que los dentículos dérmicos de que están cubierta se adhieran a la parte de la carne provocando así el arrollamiento de la piel y por consiguiente un remojo deficiente, que vendrá a dificultar todas las operaciones posteriores.

Primeramente se deben lavar las pieles, a las cuales previamente se les ha sacudido la sal, en una disolución que contenga 3 gramos por litro de un agente bactericida apropiado, se deben dejar en esta disolución hasta que al cabo de una hora entre dos medidas su densidad no varíe, generalmente esta operación no requiere mas de 4 horas.

Seguidamente se sumerge la piel en una disolución al 3% de sal común que contiene además 1 gramo por litro de un bactericida apropiado, así como 1 a 5 gramos de un álcali apropiado como carbonato o hidróxido de sodio y por ultimo 1 gramo por litro de un agente humectante resistente a los electrolitos y a los álcalis.

El tiempo de permanencia de las pieles en esta disolución es variable según la condición en que se encuentre la piel al llegar a la curtiembre, pero normalmente basta 24 horas para las pieles frescas,48 horas para pieles saladas y 72 horas para las pieles saladas/secas.

DESCARNADO:

El descarnado de la piel de tiburón puede realizarse de dos formas, ya sea utilizando una descarnadora de extremos abiertos para pieles pequeñas.

Para descarnar a mano la piel de tiburón se debe contar con un cuchillo de descarnado provisto de doble mango y un banco de descarne que debe tener entre 1.5 y 2mts de largo, un ancho de 1metro siguiendo su curva exterior, la altura mas conveniente es aquella que iguala la cintura del operario.

La superficie del banco de descarne debe estar libre de irregularidades y se debe limpiar luego de descarnar la piel con el fin de que no se produzcan daños a las mismas.

DESCHAGRINADO:

También conocido como DESESCAMADO la eliminación del CHAGRÍN que es la capa de dentículos dérmicos que recubre la piel del tiburón, es la operación mas importante en la TECNOLOGÍA DEL CUERO DE TIBURÓN, ya que de no ser eliminado en su totalidad el CHAGRÍN hace de la piel de tiburón un producto poco útil debido a su tacto abrasivo, aunque algunas especies presentan una armadura muy fina que puede pulirse para así dar un cuero  de hermosa apariencia y singular brillo.

Cabe destacar como punto importante que las pieles previamente al deschagrinado deben tratarse con una salmuera de 28C Be durante 24 horas y que la disolución desescamante  debe contener como mínimo  6 moles por  litro de cloruro de sodio, de no cumplirse estas condiciones se corre el riesgo de producir graves daños a la estructura de la piel y por consiguiente a las propiedades físicas las cuales disminuyen en forma drástica.

La concentración a la cual se efectúa el DESCHAGRINADO es de 2.2 moles de ácido clorhídrico por litro y por consiguiente la concentración de ácido acético es de 1 mol por litro. El desescamado con esta disolución se lleva a cabo entre 3 y 48 horas según el grosor de la piel de que se trate.

La disolución puede ser reutilizada si se determina por titulación las cantidades de ácido clorhídrico y acético que deben ser agregados al sistema para poder reutilizarse eficazmente.

Una vez DESCHAGRINADAS se lavan las pieles dos veces durante 3 horas cada vez con un 100% de salmuera a 15C Be, estos lavado se pueden hacer en bombo o en una molineta resistentes a la corrosión, seguidamente se vuelve a adicionar 100% de la salmuera a 15C Be y se agregan 3% acetato de sodio en polvo y 3% de carbonato de sodio previamente disuelto en 10 veces su peso de agua, luego de 6 horas de rotación lenta 4-6r.p.m el pH del baño debe ser 2.9 a 3.2,si este no fuese el caso el pH debe corregirse mediante la adición de acetato de sodio o ácido acético según sea el caso.

Una vez que el pH de la disolución es igual al de la piel, lo que ocurre aproximadamente 12 horas después de iniciada la desacidificacion química es posible comenzar a curtir las pieles.

CURTIDO:

Una vez desadificadas las pieles, se procede a drenar el bombo o la molineta y se agregan un 100% de salmuera a 10C Be, 12% de una sal de cromo de 33% de basicidad y un 1% de formiato de sodio, luego de que la piel ha sido atravesada por el cromo se agregan 1% de aceite bisulfitado o de aceite catiónico se rueda por 30 minutos mas y se procede a basificar mediante el uso de bicarbonato de sodio diluido en 10 veces su peso de agua, las precauciones que se deben tomar para la basificación deben ser las mismas que para cualquier curtido con sales de cromo.
Una vez concluida la curtición se lavan las pieles con agua fría, se drena el bombo y se apilan las pieles durante 48 horas.

ESCURRIDO Y REBAJADO:

Luego del reposo las pieles curtidas se escurren en la maquina escurridora dejando una humedad en la piel de 60% al 50%,la cual es la apropiada para el proceso de rebajado el cual se puede hacer en cualquier tipo de maquina de rebajado, aunque la experiencia muestra que las mas convenientes son aquellas que tienen un ancho útil de 450 a 600mm y poseen extremos abiertos, un operario capacitado puede rebajar de 50 a 75 pieles diarias. Una vez rebajadas las pieles se recortan y se pesan para proceder a las siguientes operaciones.

NEUTRALIZADO:

Previa a la neutralización se lavan las pieles con un 300% de agua a 30C durante 30 minutos para eliminar los restos de cromo no fijado y las sales neutras que se encuentran presentes en el cuero rebajado.

Se drena el bombo y se adiciona 200% de agua a 30C,1% de formiato de sodio y 0.5 % de bicarbonato de sodio diluido en 20 veces su peso de agua y se rueda a 12-15r.p.m durante 40 minutos a 1 hora o hasta que las  pieles muestren un color azul-verdoso en el corte cuando se aplican unas gotas del indicador Verde de Bromocresol.

Cuando la piel ha llegado a este punto se drena el bombo y se lava con 300% de agua a 40C durante 15 minutos para eliminar las sales formadas en el proceso de neutralizado, a continuación se drena el bombo y se procede al engrasado del cuero.

ENGRASADO:

El procedimiento seguido para el engrasado es el siguiente: una vez lavadas las pieles y neutralizadas, se agrega al bombo un 300% de agua a 60C y se adiciona la mezcla engrasante previamente diluida 3 veces su peso de agua a 60C,se rueda por 1 hora para asegurar su penetración y se procede a recurtir el cuero.
Mezcla de engrasantes: aceite sulfitado, aceite sintético y aceite crudo de pata de buey.

RECURTIDO:

Dependiendo de el tipo de características del cuero así serán sus % y productos para su recurtición tales como: extractos vegetales, naftalénicos, fenólicos, resínicos, glutaraldehído, acrílicos, se muestra un tipo de recurtido para cuero de tiburón: 5% extracto quebracho, 4% naftalenico, 3% fenolico, 4% resinico.

REENGRASE FINAL:

Para evitar precipitaciones al baño se agrega0.5% ácido fórmico diluido a 10 en agua fría se rueda 20 minutos y posteriormente se agrega el 1 % de aceite catiónico emulsionado en 3 veces su peso de agua a 60C se rueda 20 minutos mas y se drena el baño, no si antes comprobar su total agotamiento.
A continuación se lava con el 300% de agua fría para eliminar residuos por espacio de 15 minutos y posteriormente se dejan los cueros en caballete por un tiempo de 24 horas por lo menos.

SECADO Y ABLANDADO:

Se secan las pieles mediante el empleo de un secador de vacío a 60C durante 3 minutos, posteriormente se colocan al aire para que se terminen de secar, seguidamente se les adiciona hasta un 30% de humedad relativa con una mezcla de 5 partes de un tensoactivo no iónico,50 partes de aceite sulfatado con base solvente y 945 partes de agua a 40°C, seguidamente se ablanda el cuero mediante fulonado o bombeado en seco por 4 horas y se termina de secar pinzado en una placa de TOGGLE, por ultimo se vuelve a ablandar por 4 horas en bombo seco.


<<<Regresar a Pieles Exóticas>>>

  info@cueronet.com
Puede enviarnos cualquier mensaje o sugerencia

Copyright © Cueronet.com
Reservados todos los derechos.